Las alarmas monitoreadas están conectadas las 24 horas del día los 365 días del año a la central de monitoreo. De la misma forma, el personal de la empresa proveedora del servicio tiene que estar preparado en todo momento para verificar las posibles alertas que se produzcan.

Por estos motivos, los sistemas de alarmas deben estar siempre en buenas condiciones, sin que ningún sensor o cámara tenga un fallo. La información debe ser constante para que esté operativa ante cualquier intrusión, corte de luz, sabotaje, o intento de interrupción de la señal. El módulo de comunicación en el panel comunica el código recibido de cualquier dispositivo conectado él al centro de monitoreo. Los operadores son los encargados de avisar al propietario de la vivienda sobre la situación y enviar personal especializado en vigilancia al lugar. Se comunica a la autoridad que corresponda, según el motivo del salto, ya sea por un intento de intrusión, incendio, sabotaje u otro motivo.

En Moreseg contamos con los mejores centros de monitoreo. Son muy potentes y permiten prestar el servicio con múltiples usuarios conectados a la alarma monitoreada. De modo que los clientes se sientan protegidos ante cualquier circunstancia en todo momento.

Lectura Recomendada  Ciberdelincuencia:tipos y medidas de prevención