Actualmente si una persona porta un arma blanca y es requisada por las autoridades, solo se le retira el objeto, pero no tiene una sanción; por lo que la ordenanza multaría con un Salario Básico Unificado, es decir, USD 425 a quien infrinja la ley; aunque aún se espera que la primera semana de junio se incluya este proyecto de ordenanza en el orden del día para que se pueda tratar en el Concejo Metropolitano.
Según la Policía Nacional en Quito cerca de 10 000 armas blancas han sido decomisadas en lo que va del 2022, y se han efectuado diversos operativos conjuntos con el control municipal y las fuerzas armadas en unidades de transporte, paradas de buses, estaciones de embarque y desembarque y en puntos conflictivos y de mayor índice delincuencial de la urbe, ya que los antisociales emplean cuchillos, destornilladores o cualquier otro tipo de herramienta cortante para amedrentar a la ciudadanía.

No se considerarán armas blancas aquellos elementos que las personas evidencien que se utilizan de manera específica y comprobable en actividades laborales, profesionales o de comercio en espacios públicos.
Lectura Recomendada  ¿Para qué sirve una cámara con tecnología de mapeo de calor (ojo de pez)?