El botón de pánico es una herramienta integrada en un sistema de alarma con el fin de poder comunicar una emergencia de manera urgente.

La pulsación de este botón no implica la emisión de ningún sonido, por ello este sistema se califica de “alarma silenciosa”. Una vez pulsado el botón de pánico se emite un aviso a la central de alarmas, así como a emergencias, en el caso de que proceda. 

Este tipo de llamamientos son atendidos de manera prioritaria sobre el resto, por lo que se requieren ciertas cuestiones antes de activarlo. 

Así pues, ¿cómo se utiliza el botón de pánico? 

La premisa principal a este respecto es la de hacer un uso responsable del dispositivo, por lo que no se deben realizar pruebas ni pulsaciones precipitadas. Del mismo modo, también es importante saber cómo actuar ante circunstancias donde se necesita recurrir a la herramienta. No es lo mismo una emergencia de salud, por ejemplo, que un intento de robo o atraco, donde el disimulo es un factor fundamental para el correcto funcionamiento del sistema, y además explica por qué es silencioso.

¿Por qué instalar un botón de pánico en tu negocio?

Cuando hablamos de negocios en los que deseamos proteger dinero o activos, el argumento principal a la hora de instalar un botón de pánico es la protección rápida y discreta ante posibles robos o atracos. Aunque es posible que se den otras situaciones de emergencia, como es el caso de las sanitarias. En cualquier caso, sea cual sea el motivo, un botón de emergencia aportará un gran valor a la seguridad de tu negocio y a la tranquilidad de todas las personas que acceden a sus instalaciones.

Lectura Recomendada  Cómo evitar incendios en el lugar de trabajo ?